29.10.07

ir

Las autopistas. Me hacen pensar en la congregación de lo humano, algo secular en la irreverencia de los árboles, la extraña esperanza de lo unido, vehículos que adelantan paisajes para siempre anónimos, la sorpresa de uno mismo entristecido por lo manifiesto, mi idea del transcurso es el sonido momentáneo, asfalto contra cielo, que en otro tránsito, combustiona palabras de humo, como estas, volando a metro y medio del suelo, feroz anuncio del motor en nuestro siglo de las máquinas. Antes las cosas fueron una ciudad, bruma porque el clima, luego porque ya es antes, ahora pertenecemos a otra, y no sé porqué regresa mi papá a exigir el sujeto, el verbo, lo argumentado, mientras yo, creo que es mejor mirar por la ventana, imaginar que converso con marías y reescribo la aves de un día; las manos son un calendario.

Las reses acá se parecen tanto a las de allá, pero el tren tiene su característica en el silencio, y esto no es un tren, ni soy ya un turista perdido entre una ciudad Suiza y una frontera, entonces reparo en una cuestión menor ¿por qué he decidido no cerrar al término la puerta o apagar el horno cuando el pan se ha tostado? ¿qué trae de la muerte cercana de las cosas queridas, un último verso, qué dice del fin de un verano, la migración, la mudanza?

18 comentarios:

furia dijo...

La piedra sí existe, pero se deshace por la ventana...

macizo dijo...

el tren o la autopista, la aglomeracion de calendarios, los dias que se van alejando y que uno inevitablemente pierde de vista o recuerda como el sonido de una piedra cayendo en el agua.

Lau Fu dijo...

...Y a veces el golpe de la piedra es tan seco que no comprendés cómo se te llena el corazón de agua...

esteban dijo...

bueno está bien, existe Furia, pero esto se escribió después de lo que se desvanece. sí?

-----

como el sonido de una piedra pesada en un estanque profundo. Beso Lau.

-----

Lau Fu, no me había imaginado una piedra en el tránsito apacible, y zas, ahora me pegaste una en la s costillas. Esto parece que lo escribí hace varios años y esa idea de tener el corazón empapado era recurrente. Saluo

Mariela dijo...

autopista y autopsia llevan tanto en común...

Anónimo dijo...

todo lo vi desde una ventana!

Saludos mop!

Malasombra.

Gallinis griposa dijo...

Te leo y pienso que es uno el que puede ir en ese bus, viendo un paisaje parecido, con un tajo abierto en el pecho,preguntando, preguntando...
Por las carreteras se va pero también se llega. Esteban. Esteban, ves la bruma? , comienza a bajar del Irazú. Si se muere el día, ganamos la noche. Hoy hizo frío acá.

Besos, besos.

Mari dijo...

la esperanza

Jen® dijo...

algunos sentimientos carecen de semántica, siendo dificil explicarlos, me encanta leer cuando alguien lo logra.
saludos!

tierrablanca dijo...

Mariela upa! qué relación más oscura de palabras, no me la hubiera imaginado. beso.

---

Tuanis compadre!! me gustó mucho lo último que pusiste mae!

---

buenas Aviar me gustó eso que pusiste tajo abierto en el pecho. beso. chau.

---

la esperanza Mari esa palabra! abrazo niña!


----

jen!! gracias gracias. Voy a escribir algo con eso: lograr la semántica... beso.

Gustavo Adolfo Chaves dijo...

Primero un error iluminado por el ojo, ahora que los dedazos se han puesto de moda: están tan cerca la "r" y la "n" en la palabra "horno" que yo leí "homo". Así, pensé "apagar el HOMO cuando el pan se ha tostado". Y es extraño porque en esa negación del sujeto nos hacemos pertenecer al predicado, o a "lo argumentado", que vos decís...

Muy fuerte este texto. La conclusión muy estoica pero igual abierta, como invitándonos a retomar la primera línea, la autopista, los paisajes... La congregación de las cosas en el ojo humano.

Cierra el homo, se abre el ojo...

esteban dijo...

Tavo Tavo, siempre es tan buen rai que pasés y digás cosas mae, es un muy buen rai. Un abrazo grande.

Esteban.

CAAZ dijo...

Ir, me gusta el título, la esencia del viaje, de la mudanza, la migración.Ahora, seguir...

Ariel Quirós Garro dijo...

la renuncia a la tierra, reemplazadas por concreto, es triste en todo momento

esteban dijo...

jejeje Carlos, tuanis, y estuve a punto de cambiarle justamente el título...jejeje lo que's la vida...

---

te parece?? digamos que más bien esto no era un reclamo al concreto, sino a... mmmm no sé, no estoy seguro a qué. Tuanis!!

Gustavo Adolfo Chaves dijo...

Mae, no es por quejarme, pero, ¿a qué directriz obedece el cambio en los últimos versos? ¿Tan feo nos da el TLC? A ver si explicás, porque en la gradería de sol estamos un toque encandilados...

esteban dijo...

no sé muy bien Tavo, creo que como a cierta inseguridad de decir cosas como irrefutables, como que esto es así o asá, pero sobre todo en el último verso de las cosas, y como el final se aproximaba más a lo que no tiene final, pues entonces creo que me pareció más consecuente (¿?)... o algo así.

una pregunta se parece más a una piedra que no existe que decir que la piedra no existe. eehhh... abrazo Tavo.

Mariela dijo...

Invitación a la creatividad en mi blog!!!!!!!