18.10.07

A B C

a
Cómo es que si la noche ocurre, ocurren también las sucesiones de palabras, como decir cuervo que bien podría haber sido ave blanca, pero lo gratuito, convengamos, no existe, en esta observación, donde la música es una marea que se manifiesta, dándole nombre a mi ignorancia de las especies.

b
Imaginemos un lugar donde la gente abarrota la acepciones y nace un idioma imposible, pronombre singular y respectivas conjugaciones, la acera de un barrio se distingue del otro con prefijos posesivos, según corresponda y para cada caso,

c
convención, efecto durante la noche que ocurre porque ocurre la palabra, qué olvidados estábamos, hace años uso la palabra mar significando nunca fuimos al mar juntos ni compartimos la merienda. El punto fue la excusa para darle aire de compás a una prosa, recordar tu gesto Lempicka medieval en pleno siglo XXI.

13 comentarios:

silvia piranesi dijo...

la excusa para darle más aire de Lempicka al gesto o al pómulo mientras escuchamos a otros añorando la ciudad que no me pertenece, nunguna relación afectiva lo admito pero sí la imperiosa necesidad de tenerla y caminarte todos los días, por aquello de la muerte súbita.

mariana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mariana dijo...

... imaginemos recordar un gesto de aire sobre la incomprensible marea de la música. cada segundo se muere, subitamente sin gestos.

Maria M. dijo...

¨donde la música es una marea que se manifiesta, dándole nombre a mi ignorancia de las especies¨ Perfecto!! (Saludos y que chusto!)

María dijo...

Tu no saber nada de las especies es casi como dibujarlas de nuevo, aliviarnos las aristas de las fórmulas, decir algo aunque todo sea en vano.
Un saludo fuerte.

Gustavo Adolfo Chaves dijo...

Tus poemas me entusiasman mucho, Esteban. Tienen una intensidad muy clara incluso cuando a veces no entiendo lo que dicen. Pero lo que más respeto de tus poemas es que, incluso en su misterio, ellos guardan las claves para decifrarlos en ellos mismos. Nada petulantes; simplemente confidentes. Mae, perdón por el fetichismo papelario, pero ¿para cuándo el libro? Insisto.

esteban dijo...

Primero: yo no censuro a nadie... aunque a veces me da por censurarme a mí. quién sabe quién borró ese mensaje.

-------

Sil: me gusta ese nuevo estilo tuyo de decir muchas cosas, como entre una vegetación loca loca. Besos. Caminarme?? como una ciudad, y pericos y etcéteras??

-------

Mariana: opa! relectura Mariana? me gustó. Beso.

------

Sí Mari, qué chusto!!! yo por dicha no estaba por acá. Es que lo de las especies me pasa siempre que veo como mucha gente o muchos tipos de árbol que ni sé cómo se llaman... jejeje.

-------

Gracias María! ars "un decir en vano: o como diría Albertti " las palabras entonces no sirven, son palabras..." Otro saludo fuerte.

-------

Entusiasmo es una palabra que le recuerdo a Debravo (allá como a los 14)... y me hizo mucha gracia y me gustó mucho que la pusieras. jajaja, aunque eso de que no se entienda la jugada no se entienda la jugada, no sé si me hace muy feliz... jeje. Y esa idea de clave para decifrar lo que se dice te la voy a robar. Lo del libro sí que no sé Tavix, como que no me atrvo todavía.

Abrazo mae.

Mari dijo...

las palabras ocurren....
I like that.

esteban dijo...

Hola Mari!

Anoche unos amigos hablábamos de cómo la palabra es seguramente la responsable sicológica del tiempo (porque la hija chiquitica de uno de ellos comienza a conjugar en diferentes tiempo), y de casualidad había escrito yo esto hacía una semana... es parecida mi sensación, como de que las palabras hacen la magia de lo que ocurre.

Beso.

Malasombra dijo...

que viaje hermano.
Leyendote no aterrizo

"Me declaro en la palabra aunque no sea"

Decia un poeta que no recuerdo!

Un abrazo!

esteban dijo...

MAEEE!!! Qué tuanis eso mop!!! "me declaro en la palabra..." jueee!

abrazo.

Don Mabriz dijo...

Fue el mensaje mío el que censuraste. ¡Qué barbaridad! Y lo peor de todo es que ya no recuerdo qué fue lo que escribí. Si me lo sueño te aviso.

esteban dijo...

qué va papá!! no seas mentiroso! jeje.

Acá no nos reservamos el derecho de admisión.