21.1.07

Intuyo

La palabra escrita
es la excusa de la palabra no escrita,
el verso es la apología de lo ausente,
como cuando vemos la rama que crece
y decimos “esto es la vida”.
Otro ejemplo claro
es cuando alguien escribe la lluvia
y llenamos de geografía su significado.
Pero hay algo más
y no sé qué es.

20 comentarios:

Jacky1220 dijo...

I have seen your blog and I found a lot of interesting Content... So good image and some good art... I invite you to see mine at here

tierrablanca dijo...

Thanks Jacky1220, imagino que viste el contenido de mi blog detenidamente!!! jajajajaja....

CAAZ dijo...

Yo tampoco pero "esto es la vida"...talvez lo encontremos bajo la lluvia.

¡Saludos!!

Kasiopea dijo...

Todo lo que no decimos, lo que creemos nombrar, lo que no se puede decir, lo que no tiene nombre ni palabra, todavía o nunca...
Me recordó cuando Oliveira trataba de definir el amor,la compañía de los demás. Entonces dice algo así como que somos árboles que en ocasiones sus ramas se tocan y se confunden tanto que parecen ser un mismo árbol, pero al final son solo ramas distintas jugando a acompañarse. (Nada que ver el ejemplo, me fui por las ramas, jajaja) A ver, es que siempre que tratamos de definir algo, es imposible alcanzarlo, asirlo en todas sus dimensiones. Así que decir o tratar de decir es siempre una pretensión. Nosotros jugando de dios... Muy carga Tierra! Tema para rato,con café incluído.Perdón por un comentario largo y desmembrado!

Quimera dijo...

En un viejo poema budista de Hakuin Zenji se dice que a través de la meditación "más allá del yo vamos, más allá de las palabras", de ese modo nos invita a descubrir ese "no sé qué" cuya existencia sin embargo intuimos.

silvia piranesi dijo...

jajaja, qué bueno topar con cerca verdad!!

Besos.

William Eduarte dijo...

paso a saludar
saludos
jeje

tierrablanca dijo...

Me encanta cuando esto es un espacio vivo...

Gracias por los comentarios.

Repetimos 'esto es la vida" caaz

Gracias Jacky por tu Spam

Quimera, como si nos conociéramos hace años. Quiero leer de Hakuin.

Kasiopea... nada me gusta más que lo dislocado, me resulta más espontáneo. Gracias otra vez!

Loquita loquita! Sylvie P, no es topar con cerca... es no ver la cerca...

Te saludo William: Saludos! jaja

Malasombra dijo...

Buena nota Esteban que estes escrbiendo. Saludos.

Rebe dijo...

No intuyo, es por ese "algo más" que dejo el refugio de las sábanas, sonrio a solas, respiro canela, manzanas verdes, otoño y adoro lo que no se dice...

tierrablanca dijo...

Mala Sombra! qué buen nombre! Tuanis por darte la vuelta por acá... me daré la vuelta por u sombra.

Respiras canela, notas el verde de las paredes, haces el jardín y llegas tu casa.

Jen® dijo...

que bonito post :)

tierrablanca dijo...

gracias gracias jen!!

julia dijo...

el alma de las cosas.

mariana dijo...

el misterio de lo que está ahí y no permite menciones... o simplemente no existen palabras...
saludo

tierrablanca dijo...

Algo así como lo que no se ve en la fotos pero sigue estando ahí cierto Mariana???

El alma de las cosa Juli! Resumen... y algo más que no sé qué es!

Heriberto dijo...

el verso es tantas veces la sublimación de lo ausente, que ahora que no está es mejor que cuando estaba.

Un saludo amigo Tierra Blanca.

tierrablanca dijo...

Heriberto! Esa palabra sublimación me provoca algunas sospechas... ahora que decís que el verso no está, estoy de acuerdo que es mejor así.

Saludos Polifemo!!

Mauricio Ventanas dijo...

Pues yo estoy con Syl: sí es topar con cerca, sólo que la cerca no está, por eso es que no se ve.

A mí también me recordó el Tao Te King, aunque sin afán de enojar a los chinos, me gusta más como escribe Esteban.

Y me recordó también cuando yo quería inventar un invento increíble y sin precedentes, pero -yo tampoco-todavía no sé qué es.

tierrablanca dijo...

Eso don Maurice!

Seguro inventás esas cosas cuando se siembra y se siembra.

Abrazo.