15.1.07

Barrio

“…sueño…mareo…marica…baila...pobre…sueño de pobre al borde de la luna que quema…baila…siente la sangre en la sien…te hincas en la calle de piedra del diezmo… niño diezmo sin llegar a los diez, diezmado eso sí…Satanás, “tembló el marrón tembló el marronero”, silueta de sueño rojo en la calle de piedra, sueña pobre con los ojos abiertos para siempre, sueña ciego con los ojos abiertos, tu último juego en las aceras que no hay en las calles de piedra, cántame tu sitio en la gloria, himno de piedra para un niño de piedra, siente que se cierra el círculo de la ceguera, baila niño no te mueras baila niño no te mueras baila niño no te mueras…”

...SIGUE LEYENDO EL BARRIO

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo decido
una voz ligera
y áspera
que prefiere contestar
en vez de un sollozo
o un silencio eterno
rompiendo en tres pedazos
la pirueta
que yacía en mi boca.

A que no adivinás quien soy....

tierrablanca dijo...

a que no puedo adivinar! con costos y adivino quién voy siendo!

Se agradece la decisión de dejar por acá palabras, que son como los granos de maíz que tiramos a las palomas.

Lo de la pirueta me sonó lindo.

silvia piranesi dijo...

Te visita Pennac en el otro lado.

Anónimo dijo...

para velo...

si no me reconocen las gaviotas
dentro de la semana,
no traducen pues
los olores de mi tristeza.
La calidad de un porcentaje
que funciona
de un lado del corazón
y se estremece
cuando ya
nada tiene solución.

pues era noema...

tierrablanca dijo...

Pennac... no sé tantas y tantas cosas.

Pues era Nuema, la misma a la que siempre le digo que es mucho más de lo que se da cuenta. Beso.