8.11.06

Mi Alicia

Así me siento,
persiguiendo a este conejo
que parece no pertenecerle a la soledad,
y que indiscutiblemente es una invención de un tono sétima menor,
que va resolviendo al fin,
mi afán de perseguir animales:
El animal inquieto que este mes de Octubre,
a través de mis sonidos no premeditados,
va jugando a ser,
y que tengo que alcanzar mientras digo “Mi bemol”,
para dorarlo con la tarde hermosa
que me permite olvidarme de las teclas
y acordarme del conejo.

13 comentarios:

Mariana dijo...

invenciones.resolviendose al fin.
me gusta tu juego con la música.

saludos

Rebe dijo...

Me parece ver pasar al conejo...¿es diacrónico?

Hermoso. Hermoso como casi todo lo que escribes, cora!

Gustavo Adolfo Chaves dijo...

DE CONEJOS CON-OJOS: De camino a casa hay un edificio alrededor del cual vive un conejo (esto no es cuento, por si acaso). Lo vacilón del asunto es que siempre está ahí cruzando la acera cuando yo voy de regreso por la noche. Parece que él también tuviese un trabajo y saliera corriendo puntualmente para reunirse con su coneja. Pero después de cruzar frente a mí se toma la molestia de recoger hierba y husmear las cosas, y algo se lleva con él. Y se ve tan convencido de sí que "no parece pertenecerle a la soledad". La soledad es mía, es mi bemol, mi tono bajo, ese aplanamiento del ánimo. Ojalá fuera yo el conejo que de sus bemoles hace rampas para apoyar sus corridas, sus tonos constantes. Ahora me persigue este poema.

Maria dijo...

que final!!!

tierrablanca dijo...

qué final María!!! es loquillo sentirse persiguiendo un mes como un conejo, uno conejo, mes conejo... octubre conejo.

Que te persiga Tavo, pero que no te alcance: eso sería algo así como la muerte del verso?

No te parece! El Conejo PASA.

qué bueno lo del juego con la música, juego con cualquier cosa, o artefacto: amén de la palabra música. Gracias por volver.

Cromatica dijo...

Increíble tu post, miles de veces pasamos de cazador para terminar de cazador/presa y herido...y con esa música que le pones...
saluditos

julia dijo...

Los conejos salen de los sombreros, y sorprenden siempre.

silvia piranesi dijo...

pues ya sabes que me gustan tus juegos de improvisación, y que lo ideal es olvidarse. Conejos?, pues de mí parten felinos, personas tristes, muñecos, títeres. hasta máquinas.

Ksiopea dijo...

¿bailamos , conejo?

tierrablanca dijo...

bailemos y bailemos!!! a la luz del otoño en el camino...

Noemm dijo...

algo pasó en octubre, los conejos anduvieron sueltos, haciendo de las suyas....

Otra partida, Conejo!

http://lahuidaguaridadenoe.blogspot.com/2006/10/por-las-noches.html

tierrablanca dijo...

Ey qué buena la casualidad de los conejos!! Pero de bo confesar que orifinalmente el poema lo hice en Marzo... pero cuando lo puse era Octubre y entonces me sonó mejor un mes con lluvia.

Seguí viniendo Noemm, voy a tu sitio a ver qué cartas tienes.

Noemm dijo...

bueno de marzo a octubre sólo hay 6 meses...no olvidemos que las conejas son famosas por su multiplicidad de partos...
De pronto también nuestros conejos, son hijos regados...quien sabe!

Gracias x invitarme a tu sitio..Seguiré visitándote!
Dicho sea de paso, tienes una bella letra!
Slds!