29.3.07

Especulación

Sólo se olvidan los hechos,
la secuencia anacrónica
de lo sin sentido,
no lo otro,
no la caricia imaginaria que fue
pertenencia,
no el trabajo lento de las cosa olvidadas,
no el río subterráneo que nos lleva.

11 comentarios:

Julia Ardón dijo...

eso permanece, como todo lo importante.

silvia piranesi dijo...

Me encanta ese final, río subterráneo. Suena con eco.
Y es cierto, se olvidan los hechos, "que si me pasó aquello, o si me dijiste lo otro", pero a Martín no se le olvidaba nunca la hondonada.

Carlos Pravia dijo...

que tremenda es la memoria, a veces me pongo a pensar que "no tenemos mala memoria", sólo un problema de enfoque... que está en nuestro código genético el sabor del primer beso y el estruendo del nacimiento, pero el lente por el que vemos los recuerdos se va empañando, se va quebrando, distorcionando o simplemente, apunta a un lugar donde queda estancado, luego,

sólo nos dejamos a la mano lo esencial, algunos viajan más ligeros de equipaje que otros...

Kasiopea dijo...

Bonita tu forma de decir que lo que queda es lo primario. Parece que la huella mnémica está hecha de tactos, de olores,de sensaciones. Los afectos son el asiento en el fondo del vaso, más lindo lo decís vos que Freud con sus pulsiones, son el río. Lindo lo dijo Saint Exupery, lo esencial es invisible.

tierroso dijo...

Qué tal si en vez de "subterráneo" pongo "subterfugio"???? Se escuchan ofertas!

Kasiopea dijo...

Subterráneo huele más a río.

gustavo dijo...

Muy certero este punto: la narración de los días se pierde en los recuerdos y las emociones.

Tartaruga dijo...

Ciertamente, si pensamos que olvidamos algo, solo tenemos que buscar en la memoria de las emociones que retiene TODO. Lindo tu texto.

CAAZ dijo...

Es el sueño de Caronte...

Rebe dijo...

El olvido tiene memoria, es tal vez por eso que algunos fantasmas me acechan en las noches, que el otoño se trasladó a mi cuarto, que mi llavero rojo baila en mi cartera. O será que la memoria tiene olvido y por eso me encantan las miradas que se esconden en las fotografías...

Rebe dijo...

"uno olvida demasiado que no hay olvido, las palabras se inscriben en una memoria incosciente y permanecen allí para siempre"..